Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Escorts bisexuales de Barcelona y un catálogo sexual de hace un siglo
Servicios Sexuales

Escorts bisexuales y un catálogo sexual de hace un siglo

miércoles 15 octubre 2014

Nada nuevo bajo el sol

La gente hoy en día habla sobre el sexo como si fuese cosa recién inventada. Las escorts bisexuales o putas bisexuales parecen cosa de nuestro siglo y sin embargo, han estado siempre ahí. En Internet, nombres sugerentes o absolutamente confusos se refieren a prácticas sexuales que muchos piensan acaban de ser inventadas. Leer las páginas de anuncios clasificados de un periódico puede dar la idea de una sociedad pervertida y volcada en un sexo vacío, rápido y vicioso, sin embargo, es algo ya tan antiguo como todo lo demás. Nada nuevo bajo el sol.

Las posturas y prácticas en la intimidad de una habitación son tan viejas como cualquier otro acto propio de los humanos, todo en la historia se repite, las prostitutas bisexuales, heteros u homo, forman parte de la historia del mundo. Prueba de ello es la aparición de la carta o menú de un burdel dirigido por una tal señora Tasse, quien regía varios establecimientos en el Londres de principios del siglo XX. Igual que hoy el cliente visita páginas web donde lee los servicios de las prostitutas en Barcelona, en el pasado, un libro que describía los servicios y sus tarifas se daba a consultar al interesado al llegar al lupanar.

Muchos han acusado la publicación de ser una broma o algo absolutamente falso, lo cierto es que algunas de las sugerentes prácticas son de lo más llamativas, mucho más incitantes que lo que se puede leer hoy en una web de prostitutas en Barcelona o en cualquier otro lugar. Las prácticas de las escorts bisexuales parece que se daban por hecho así como el gusto del cliente por darle uso y disfrute a su propio amiguito trasero, el ano.

El sexo es sexo, ahora y siempre

Aparte de las acciones descritas tan excitantes, podemos ver que los precios han subido un poquito desde entonces. La señora Tasse invita a sus clientes a probar "un francés con un dedo introducido en el ano por 3,5£". Esta práctica, hoy en día, sonaría más inocente al ser anunciada, algo así como "francés natural o completo" y desde luego, no costaría tres euros.

El típico polvo, el cual la señora Tasse lo denomina "el viejo y común revolcón por 2,5£", la cubana la anuncia como "un polvo entre tensos pechos por 1,5£", el beso negro, práctica que se refiere a la estimulación del ano por medio de la lengua y que antiguamente llamaban "la nueva moda de chupar el ano por 1,7£"; "estilo perro por 2,8£" o "un polvo de diez minutos por 2,6£".

Entre el menú que la señora Tasse ofrecía, destacaba el especial de Pinkey, en el que la puta se sentaba encima del cliente y le ponía las tetas en la boca mientras que otra prostituta jugaba con los testículos y con el ano por 30£. No era raro citar a dos señoritas en la habitación, hoy lo llamaríamos dúplex , porque, en principio, las dos prostitutas no se tocan entre ellas.

Pero la imaginación iba mucho más allá, "ver cómo una pareja echa un polvo mientras una puta masturba al cliente por 0,75£"; "Chupada de pene mientras el cliente chupa una vagina por 6£" y "señorita que hace que se levante su pene por 0,75£".

Para aquellos jóvenes que no dispusieran de dinero, ofrecía masturbaciones mañaneras para menores de veintiún años todos los miércoles a la hora de comer. Eso sí, los clientes debían entrar con el dinero en mano, nada de rebajar ni fiar.

Prostitutas bisexuales

Como vemos, nada de lo que se pueda pedir hoy a una escort estaba fuera del menú hace unas cuantas décadas. Fantasía de los hombres era y sigue siendo la práctica del sexo con dos mujeres a la vez y una forma de hacer los sueños realidad sin compromiso es, desde luego, acudir a los servicios de una profesional.

La demanda de putas bisexuales es uno de los términos más buscados en Internet. Doble placer para el macho, doble de tetas, doble de culos y doble de coños. ¿Qué más puede pedirle él a la vida? Práctica difícil, quizá, de realizar con rapidez, es una de las más solicitadas en el mundo del sexo con profesionales de la alcoba. Muchas prostitutas ofrecen el servicio de dúplex o el lésbico, pero no viene a ser lo mismo. En el primer caso, el varón disfruta del placer que dos prostitutas le dan sin llegar a tocarse entre ellas; en esta fantasía todo es para él, sin duda, apropiada para los avariciosos del sexo y los que revientan de ganas de hacer que su ego se corra. Más generoso y juguetón es el lésbico, en el que las dos prostitutas se tocan, se besan y se hacen de todo y también al cliente.

Si bien en la fantasía del varón, estando en medio de dos mujeres él es la figura estrella lo cierto es que dos mujeres pueden disfrutar tanto y mucho más sin necesitar a un hombre, aunque por todos es sabido que una práctica sexual generalizada, abierta y natural es un buen escenario para divertirse y dar placer al cuerpo sin límites.

Las escorts bisexuales no tienen que entrar en esos dilemas, simplemente ofrecen en su catálogo de servicios una atención al cliente especial en compañía de otra escort bisexual y, conjuntamente, regalan al varón una relación sexual inolvidable que con todo seguridad querrá repetir.

El máximo placer

Por algo es una de las prácticas más demandadas y más excitantes del abanico de propuestas sexuales de una escort bisexual; es importante, según nos recomiendan las escorts maduras o las escorts jóvenes que las profesionales gusten realmente de una mujer para ofrecer una experiencia más placentera y completa al cliente, al mismo tiempo que ellas también se divierten. Las escorts bisexuales son la mejor opción para las fiestas sexuales y aquellas celebraciones en las que la práctica del sexo se democratiza y se deleitan de un todos contra todos. Ya en Roma, en Grecia y en Egipto eran práctica común de la alta sociedad, ahora, afortunadamente, está más al alcance de la mano.






Post anterior
Diferencias entre escorts universitarias y escorts maduras Escort universitaria, aparentemente ingenua; escort madura, ¡magia pura! lunes 20 octubre 2014
Post siguiente
Terapia desnuda y prostitución ¿Prostitutas?: La terapia desnuda martes 30 septiembre 2014