Blog Perla Negra BCN
Comparte:

¿Cómo elegir a la mejor escort en Barcelona?
Noticias y Novedades Sexo y Prostitución Servicios Sexuales Escorts de lujo

¿Cómo elegir a la mejor escort en Barcelona?

lunes 24 octubre 2016

Internet nos ofrece un mar de sexo. Por si fuera poco, las aplicaciones de móvil nos amplían esa búsqueda. Ya no tenemos que estar frente a un ordenador para encontrar un plan caliente. Podemos mirar disimuladamente nuestro móvil mientras esperamos en un semáforo y perdernos entre los cientos de perfiles que anuncian una escort en Barcelona. ¿Cómo hacemos para seleccionar a la escort que mejor cumplirá nuestras expectativas?

No se distraiga

Antes de ponernos a buscar, es bueno tener una idea clara de lo que nos queremos follar ese día. ¿Un hombre? ¿Una mujer? ¿Un transexual? Puede ser que deseemos la compañía de uno o dos de éstos; que nos guste una escort en Barcelona pero brasileña; ¿una experta en fetiches? La edad también es importante, ¿nos gustaría acostarnos con una jovencita o madura? ¿Que venga a vernos a nuestro hotel? ¿Que sea buena en las mamadas o en el griego? Muchas cosas que decidir.

Charlando con algunos de los clientes de Perla Negra, les preguntamos cómo hacen para decantarse por un perfil de entre todos los que hay en Internet. Para ellos, está claro, no hay que distraerse. “Es fácil que nos guste una escort pero aun así seguimos mirando y entonces aparece otra que nos gusta más. Así puedes echar un buen rato. Esa no es la mejor manera de pasar el tiempo, sino quedar con una bellísima mujer en Barcelona”.

Una primera clave, es saber qué estamos buscando. Qué queremos experimentar. A partir de ahí, ya tenemos medio camino andado.

No es un “mercao”

Citarse con una escort en Barcelona no es ir al mercao de los sábados. No negocie el precio, no negocie tarifas. No se ponga a lloriquear pidiendo un descuento ni venga con rollos para conseguir el polvo más barato.

La prostituta lo tiene muy claro. Su coño vale un precio; y si usted no está dispuesto a pagarlo, otro sí. Así que no hay más que hablar en ese sentido. Lo normal es que si la chica percibe que usted va de ese palo, cuelgue el teléfono sin dudar.

No pedir peras al olmo

Muchos hombres esperan la perfección en una cita con una escort en Barcelona. Eso es un gran error. La mujer es tan humana como el propio cliente y puede satisfacer plenamente o no sus expectativas.

Aunque haya dinero de por medio, se puede dar o no una conexión entre el cliente y la escort. Si eso ocurre, entonces la cita será un éxito, pero es algo que no se asegura. Es la magia de las relaciones entre personas, puede ocurrir o no. No está asegurada.

Lo que está claro es que si las expectativas no están por encima de las nubes, el bajón no será tan grande en el caso de que no exista esta conexión en la cama.

Tan simple como leerse el perfil

Surfeamos la red en busca de un perfil atractivo de escort en Barcelona. Hay muchos, y por eso caemos en el error de no leernos lo que nos cuentan. Muchas chicas dedican buen tiempo a desarrollar su perfil en Internet. Cuentan cosas de su personalidad, sus gustos, la foto también transmite algo de lo que la prostituta ofrece a su cliente.

Si aun así no nos queda clara la personalidad sexual de nuestra chica de compañía siempre podemos preguntarle. Pero primero, mejor leer atentamente ese perfil con el que ella pretende disipar dudas y dejar claro qué tipo de escort en Barcelona es.

Una imagen no es suficiente

Está bien mirar sus fotos, una por una y con detenimiento. Además de hacernos una idea de su cuerpo, el tamaño de sus tetas y la redondez de sus caderas, podremos ver si pertenecen a la misma escort en Barcelona o es un perfil hecho de varias fotos de personas parecidas.

Hay bellísimas escorts en Barcelona que se anuncian en Internet pero también las hay bien feas y que se montan sus perfiles con fotos de chicas guapas. Cuidado con las trampas de la Red. Por eso, observar las fotos no solo para ir poniéndonos cachondos sino también para que no nos la peguen.

Su horario y el de la escort en Barcelona

Un aspecto que se olvida a menudo, es que la chica también tiene vida a parte de su trabajo como puta. Si su horario como profesional del sexo no se ajusta al que usted busca, ya puede estar cambiando de escort. Rara vez van a perder terreno en su vida privada por seguir trabajando. Es lo mismo que si a usted le ofrecen trabajar un sábado noche en la oficina. Con toda seguridad, diría que no.

Algunas escorts solo trabajan de tardes, otras solo los fines de semana, cada una lleva un horario diferente. Para que la cita sea relajada, es mejor que su horario y el de la escort en Barcelona  coincidan.

Romper un poquito el hielo

Si habla por teléfono con la escort, lo normal es que ella le dé un poco de pie para indagar en su personalidad y darle a conocer algo de la suya. Es decir, romper un poquito el hielo.

En ese momento de charla, evite hacer preguntas personales o típicas como qué llevas puesto. Lo más probable es que ella piense que solo llama para hacerse una paja al teléfono o algo por el estilo.

Tenga en cuenta que hay escorts en Barcelona que van directas al grano y si no ven un número de tarjeta de crédito y un pago, no se molestan lo más mínimo. Si usted necesita ese ratito de charla al teléfono para acercarse a ella y disipar dudas pero ella no está dispuesta, puede seguir buscando otro perfil. Recuerde que hay miles.

En definitiva, uno tiene que tener claro que está buscando y no dejarse llevar por un par de tetas perfectas, una seductora voz al teléfono y unas fotos de reina del sexo.

Post anterior
Las putas contra la depresión Las putas contra la depresión lunes 31 octubre 2016
Post siguiente
Sexo internacional: Placer para nuestros sentidos Sexo internacional: Placer para nuestros sentidos viernes 14 octubre 2016