Blog Perla Negra BCN
Comparte:

El agujerito de atrás
Sexo y Prostitución Servicios Sexuales Escorts de lujo

El agujerito de atrás

miércoles 02 noviembre 2016

Uno, dos y tres. ¡Responda otra vez! Si decimos sexo anal, ¿piensa en el culo de un hombre o el de una mujer? Después de hacer la prueba con las escorts y sus clientes, la respuesta por abrumadora mayoría es la segunda. ¿Por qué queremos cautivar al hombre de los placeres del sexo anal en su propio cuerpo? Hoy en nuestro querido blog, ¡sexo anal para todos!

El uso del agujerito de atrás para disfrute del sexo, ganar confianza en uno mismo y explorar lejanos placeres es algo que nuestra cultura ha definido para mujeres o maricones. Vamos a intentar desmitificar el tema como siempre hacemos, libre y frescamente, sin complejos.

Vayamos por partes. Un coño, una polla y un culo de mujer o de hombre, no son la misma cosa. Hasta ahí estamos de acuerdo. El coño da máximo placer a la mujer y la lleva a orgasmos infinitos pero los del orgasmo por el culo, son los hombres gracias a su punto G. ¿Por qué, entonces, censurar el sexo anal masculino?

Religión, cultura, tabúes

Todo se confabula para privar del máximo placer a un hombre. Pero para aquellos que quieren disfrutar de su cuerpo y están dispuestos a saltarse los prejuicios, están las escorts y putas más calientes de Barcelona expertas en estos placeres.

El sexo anal tanto para hombres como para mujeres tiene algunas consideraciones antes de practicarlo. Primera, la higiene, por supuesto. Usted podrá ver pelis porno orientales en las que los actores disfrutan de comer mierda, restregársela por la piel y revolcarse en ella. Si esto le repugna, antes de practicar sexo anal , hágase con un enema y una limpieza rectal.

Si no, ¿sabe a lo que se arriesga? Con la primera penetración empezará a salir excremento, con su olor y corte de rollo. Así que, limpieza, higiene, vaciado. ¿Lo pilla?

Prácticas de apertura

El ano necesita relajarse, más, si es la primera vez. Para ello, la dilatación es un paso previo que si no asegura, por lo menos sí facilita la experiencia placentera. Afortunadamente para todos, el esfínter es un músculo bien cerrado y fuerte. Hay que relajarlo para que se deje hacer.

El beso negro es una de las maneras más eficaces para conseguir que el ano dilate. La lengua y los labios harán más fácil la penetración. Algunas escorts comienzan con el beso negro y continúan jugando con los dedos, introduciéndolos poco a poco en el ano y observando cómo se excita su cliente.

Consoladores y demás juguetes

Hay hombres heteros que desean explorar los placeres que su ano les brinda. Para eso, la escort se sirve de vibradores o consoladores de mayor o menor tamaño. Si pensamos en los juguetes como algo para usar solo en lo culos de las escorts, sus utilidades se ven muy reducidas.

Saltando las barreras de los convencionalismos y tabúes, podemos experimentar todo cuanto queramos en el sexo y hacer nuestro propio ranquin de lo que más y menos nos gusta. Juegue con el culo de la escort y deje que ella haga lo mismo con el suyo.

Los lubricantes son necesarios en el sexo anal. Piense que el ano no se lubrica por sí mismo, al contrario que la vagina, que está súper preparada para follar. Hay que hacerse con un bote en una farmacia, por ejemplo, y aplicarlo sin cortarse. El uso del lubricante siempre va a facilitar la experiencia sexual anal.

¿Duele o da placer?

Esta es una pregunta típica en cuanto al sexo anal. Se pueden encontrar tanto hombres como mujeres que dicen una cosa o la otra. Muchas escorts y chicas acompañantes nos cuentan que llegan al orgasmo por medio de su culo; otras que lo hacen por darle morbo a su cliente e impresionarlo pero que no es especialmente placentero para ellas. En cuanto a hombres, la mayoría de los clientes de Perla Negra nos dicen que no lo probarían de ninguna manera y solo alguno, en confianza, nos lo ha confesado. “Sí, me gusta que me hagan sexo anal. El punto G del hombre está en el culo y si la escort sabe hacerlo vas a tener la corrida de tu vida. Mucho mejor que con una mamada”.

Sado, griego profundo y Dirty Sánchez

El sexo anal da mucho juego. Si bien es más caro que el sexo vaginal y menos habitual como petición, hay muchas escorts y chicas de compañía  dispuestas a satisfacer a su cliente con lo mejor de su culo.

Dicen los clientes de Perla Negra que lo que más les gusta de dar por culo es que sienten más presión y, por lo tanto, más placer. Otros no cambiarían un coño por nada del mundo y los más conservadores se dedican al francés y a meterla según la tradición occidental.

El sexo anal es para los más atrevidos. En el griego profundo se intenta llegar a lo más hondo de la persona. Tanto hacerlo como recibirlo es un mundo aparte. Forma parte del sado y de las fantasías más sucias y perversas como el griego profundo y Dirty Sánchez.

Incluso entre parejas estables es aconsejable hacerlo con el condón puesto. Desgarros y heridas con sangre no son extraños en esta práctica.

Dirty Sánchez es esa fantasía en la que practicando sexo anal, se retira el consolador o polla manchada de mierda y se restriega a modo de bigote por el labio superior de quien se presta a que le den por el culo.

La creatividad humana para el sexo no tiene límites. Aun así, no olvide que para guardar un buen recuerdo de la práctica sexual, es de vital importancia no contagiarnos de nada raro y difícil de curar o incluso incurable.

Deje a un lado los faroles que se marcan los actores porno y use el condón para el sexo, especialmente el sexo anal. Las bacterias que habitan en el recto deben quedarse en él y no expandirse por la boca, la vagina, los oídos o la nariz. Cada cosa en su sitio.

Post anterior
¿Todas las mujeres son bisexuales? ¿Todas las mujeres son bisexuales? miércoles 09 noviembre 2016
Post siguiente
Las putas contra la depresión Las putas contra la depresión lunes 31 octubre 2016