Blog Perla Negra BCN
Comparte:

El Gobierno chino y las Prostitutas
Noticias y Novedades Internacional

El Gobierno chino y las Prostitutas

jueves 03 abril 2014
La campaña contra lo que denominan “los tres vicios” aporta estadísticas de establecimientos cerrados, funcionarios corruptos destituidos y prostitutas arrestadas que superan los miles de personas.

El gobierno chino ha lanzado últimamente una campaña de limpieza que, esta vez, concierne a lo que ellos llaman “los tres vicios” que son la prostitución, el juego y el tráfico de drogas. Erradicados en 1949 después de la llegada al poder de los comunistas, estas actividades ilegales han proliferado desde la apertura de china a la economía de mercado en los años ochenta, y han sido el objeto de las campañas de choque -solo en Pekín se dieron diez en 2012-, que conllevan miles de arrestos y la clausura de establecimientos, así como la destitución de funcionarios corruptos.

El Ministerio de la Seguridad Pública, es decir, la policía, ha empujado a todos sus funcionarios a mostrarse “resolutivos en la acción, sin indulgencia ni benevolencia”, según una instrucción publicada en Internet el pasado mes de febrero.

Esta nueva movilización del cuerpo de policía ha hecho difundir por todos los medios de comunicación chinos (CCTV), dos reportajes con cámara oculta en la ciudad de Dongguan, una gigantesca fábrica de ocho millones de habitantes entre Cantón y Shenzhen. Desde la fecha en la que se difundió, el nueve de febrero, más de quinientos sospechosos han sido arrestados y más de dos mil quinientos establecimientos de prostitución cerrados.

Además de estos arrestos y cierres, se han lanzado varias campañas nacionales tras el nombramiento del nuevo número uno chino Xi Jinping, en marzo de 2013. Una de ellas, contra la corrupción y los gastos excesivos de la administración, del Partido y del ejército. Otra, con el objetivo de limpiar Internet de rumores, y una tercera sobre la industria del petróleo.

Dongguan, la capital del sexo

Según la prensa oficial china, ocho provincias le pisan los talones a la de Dongguan, a donde se han enviado casi dos mil policías a irrumpir en sus hoteles, donde el comercio del sexo es realmente una industria: más de trescientas mil prostitutas trabajan allí.

El descenso de las exportaciones, consecuencia de la crisis financiera mundial de 2008, ha favorecido el nacimiento de esta especialización en Dongguan, bautizada como la “Capital del Sexo”, incluso el director de cine Jia Zhangke ha situado una escena de su película, A touch of sin, en uno de sus burdeles con servicios muy imaginativos.

Las investigaciones también atañen a esos elementos “paragüas” que protegen a los cabecillas, es decir, personas del gobierno y de la policía que están de acuerdo con los proxenetas y hacen posibles sus negocios. En la Capital del Sexo, tanto el jefe de policía como el vice alcalde han sido destituidos por favorecer la proliferación de la prostitución en los últimos años así como diez policías destituidos.

Cada localidad china, a partir de ahora, ha sido llamada a promover celosamente la limpieza de “los tres vicios”. Cien personas implicadas en el comercio de sexo fueron arrestadas en Rugao también en febrero, ciudad en medio de la provincia de Jiangsu. En Harbin, una gran ciudad en el noroeste chino, casi cinco mil policías has investigado dos mil setecientos establecimientos, según la agencia china de noticias.

¿Quién protege a las prostitutas?

Las campañas llamadas “puñetazo” hicieron muy popular a Bo Xilai en Chongqing allá por el año 2000. Era el antiguo secretario general del Partido de esta megalópolis en el centro de China, destituido por corrupción en 2012, era considerado como la mano de hierro contra la mafia. En sus campañas, dio carta blanca a la policía, lo que condujo a grandes abusos y una pérdida total de conciencia.

Pues si las campañas policiales producían unas estadísticas espectaculares y provocaban pavor entre los miles que estaban en el punto de mira, también reforzaron un aparato policíaco que no solamente apresaba sospechosos para ser juzgados sino que fabricaba culpables para engordar las cifras según mandato de lo superiores.

La propaganda gubernamental invitaba a la prensa a apoyar la campaña puesta en marcha diciendo que no sería tolerada cualquier desobediencia. Sin embargo, han habido medios algo más liberales y sobre todo la esfera de los blogs, que han querido ofrecer las dos caras de esa limpieza de “los tres vicios”: las peor paradas, las prostitutas, que además de ser explotadas sexualmente en sus trabajos han sufrido grandes abusos del cuerpo de la policía, ellas son las víctimas de las operaciones anti prostitución.

Aquellas mujeres que son arrestadas son susceptibles de ser enviadas sin proceso judicial en el que puedan explicarse o defenderse a los centros de detención y educación por un tiempo que puede ir desde los seis meses a los dos años. Estos centros, regidos por el Ministerio de Seguridad Pública, son campos de reeducación por medio del trabajo, abolidos el pasado año, pues no son campos para reeducarse sino de trabajos forzados como ha publicado la ONG Human Rights Watch, según un informe publicado en 2013.

La doble moral de siempre

Como señalado anteriormente, los comunistas llegaron al poder en 1949 tras la Larga Marcha encabezada por Mao Zedong, quien se convirtió en uno de los grandes asesinos de masas de la historia. Por mucho que alguien sea comunista, esto no lo puede negar si lee un poco.

Lo que hizo Mao al subir al poder fue predicar el comunismo y entronar la vida pobre del campo, como modelo de pureza y devoción al trabajo. China estaba hecha de campesinos, personas que no tenían nada más que lo que daba su pedazo de tierra, que pasaban un frío infernal y que se morían de hambre entre suciedad y enfermedades. Muy comunista todo, pero el jefe Mao, bien que se fue a vivir a la Ciudad Prohibida, fantástico palacio de los emperadores chinos, donde, según testimonios, “se lavaba su sexo en las mujeres” y se atiborraba a cerdo, fumar buenos puros y escribir poesía. Se hizo de un número incontable de prostitutas de palacio mientras los pobres campesinos y funcionarios tenían que pedirle permiso para casarse y solo podían mantener relaciones sexuales con el consentimiento del Partido Comunista, más o menos, una sábado al mes, y esto era posible porque no se permitía a las parejas dormir juntas, salvo en ese día.

Lo de siempre, la doble moral de siempre, en China y en el resto del mundo. Las prostitutas, las víctimas, los chivos expiatorios de un sistema hecho por hombres que no pueden pasar sin ellas, pero que se vengan de esta necesidad de sexo con putas condenándolas ante el resto del mundo.
Post anterior
Escort Agata: habla de sexo con hombres y mujeres Entrevista a Agata: sexo con hombre y mujeres martes 15 abril 2014
Post siguiente
Mitos sexuales de Hollywood Mitos Sexuales de Hollywood martes 01 abril 2014