Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Escort Agata: habla de sexo con hombres y mujeres
Entrevistas

Entrevista a Agata: sexo con hombre y mujeres

martes 15 abril 2014

Ya ha entrado la primavera, ¿se ha hecho sentir el cambio de estación en la Perla Negra BCN?

 

Todavía es muy pronto, porque acabamos de entrar, pero si es tal y como viene siendo los dos últimos años, lo normal es que se note que vienen mucho más clientes, no solo en los fines de semana sino muchos también entre semana. Parece que con el calorcito a los hombres les apetece salir más a cenar o a tomar una copa y a tener una cita, no terminar de trabajar e irse a casa, normal, ¿no? Yo creo que el dinero hay que ganarlo para pasarlo bien.

 

¿Se puede decir que ustedes ven en sus clientes recuperación y posibilidad de gastar más dinero que antes?

Bueno, el sector del sexo es uno que sufre menos que los demás, especialmente las escorts, porque los clientes suelen ser hombres de dinero y no renuncian a su cita mensual con una chica. Quizá se quitan otros lujos pero ése, no. Una buena follada, una buena mamada,  eso lo mantienen.

 

¿Qué tipo de cliente suele concertar una cita con usted cuando son periodos de vacaciones y se trabaja menos?

El ejecutivo trabaja siempre,  y siempre quiere follar porque está muy estresado y, como he dicho antes, no renuncia a sus lujos, que son una cena, unas copas y una chica bellísima que le haga una buena mamada y mucho más. Aparte, está el turista, que se deja a la familia un rato y se viene a tomar algo a la barra de la Perla Negra BCN. Aunque, no importa mucho si es ejecutivo o turista, porque al final quiere lo mismo (risas).

 

¿Hay diferencias entre acostarse con un ejecutivo y un turista?

A ver, follar, es follar, y más en nuestro sector que está claro a lo que se viene. No depende del trabajo que tengan sino de la personalidad que tengan. Lo mismo hay un turista super estresado porque quiere desprenderse de la familia y desahogarse, que un ejecutivo relajado porque acaba de cerrar un negocio y ha conseguido lo que quería.

 

¿A qué otras profesiones se dedican sus clientes?

A todas, aquí viene de todo, incluso estudiantes que por fin logran ahorrar ese dinero para estar con una escort. 

 

¿Y mujeres ?

No es lo habitual, cómo no, pero alguna vez he tenido de cliente a una mujer.

 

Pero una mujer lo tiene muy fácil para practicar sexo, ¿qué le haría venir a una escort?

Sí, una mujer lo tiene muy fácil pero Barcelona es un sitio internacional, aquí hay mucha gente de paso. No sé a qué se dedicaba exactamente esta mujer pero era del mundo del arte, estaba en la ciudad por poco tiempo, era muy atractiva, de unos cuarenta o cuarenta y dos años e iba muy bien vestida. Quedamos directamente en una de las habitaciones de lujo de Perla Negra BCN, me dio la impresión de que no quería estar en el bar con los demás clientes. Cuando ella llegó yo estaba tumbada sobre la cama vistiendo lencería super sexy negra. Ella lo había pedido así. Fue muy educada, hablamos un rato y abrimos una botella de champán. Me pidió que la desnudara con sensualidad y sin prisa, que la acariciara y que besara su piel. Yo no lo he hecho con mujeres muchas veces pero aquella me gustó muchísimo, porque era muy guapa e interesante. Le desabroché la camisa y empecé a chuparle los pezones, eso le encantó, enredó sus dedos en mi cabello y apretó. Mis manos recorrían su cuerpo, su culo, sus piernas; le di la vuelta y pasé mi lengua por su espalda mientras mis manos apretaban sus pechos. Introduje una por debajo de su falda y le toqué el coño que lo tenía húmedo, de pronto me dieron unas ganas locas de chuparla, así que le pedí que se tumbara en la cama porque quería que se corriera en mi boca. Allí entre las sabanas le quité toda la ropa, iba perfectamente depilada, vi como fluía el líquido por entre sus piernas, empecé a chuparle el clítoris, también se lo acaricié con mis pezones, yo veía que todo le encantaba pero es que yo también estaba disfrutando muchísimo. Mi lengua jugó con su clítoris, con sus labios, con sus ingles, no tardó mucho en correrse un par de veces. Me pidió que le metiera los dedos, así que le metí primero uno y luego otro y otro más. Yo veía que aquella mujer estaba super cachonda así que seguí y llegamos a hacer  fist fucking. 

 

¿Qué es lo que más te gustó?

Lo que más me gustó es que ella también quería darme placer a mí, y me hizo un fist fucking impresionante, el mejor que me han hecho nunca. No necesité ni gota de lubricante, que normalmente siempre lo tienes que usar. Nos corrimos un montón de veces, no sé si siete u ocho, después nos duchamos con algo que no era cariño, pero una energía entre nosotras totalmente diferente a la que hay con un hombre que es puramente follar. En albornoz, nos tumbamos de nuevo en la cama y abrimos otra botella de champán. Estuvimos de charla; al verla ahí en la cama, tan atractiva y tan agradable me dieron ganas de comérmela otra vez, así que le comí el coño con toda la calma del mundo. Después de descansar un poco más, nos vestimos y nos fuimos. Nunca la he vuelto a ver.

 

¿Le gustaría que la llamara para una cita un día?

Sí, por supuesto. Repetiría sin dudar, además fue muy generosa con el dinero y con el trato. No era una cliente habitual, supongo que hay tantas posibilidades de vernos como de no hacerlo nunca más. Es una de las cosas que tanto me gustan de este trabajo, a veces conoces a gente estupenda y encima te acuestas con ellos y te invitan a todo.

 

No siempre será todo tan especial...

No, no siempre, por eso cuando pasa, una nunca lo olvida.

Post anterior
Masajes eróticos por las escorts de Barcelona El poder de los masajes eróticos jueves 24 abril 2014
Post siguiente
El Gobierno chino y las Prostitutas El Gobierno chino y las Prostitutas jueves 03 abril 2014