Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Escorts Barcelona
Sexo y Prostitución Escorts de lujo

Escorts Barcelona

lunes 02 mayo 2016

¿Qué piensan las escorts de su trabajo?

Se suele hablar de las habilidades sexuales de las escorts en Barcelona sin hacer mucho caso a lo demás. No interesan sus cualidades personales más allá de lo bien que hagan un francés natural o un griego profundo. Se alaban sus virtudes en la cama y sus curvas; se hacen largas listas de las maravillas que hacen, se escribe dando pelos y señales de la experiencia sexual con las mejores escorts, pero poco se habla de lo que piensan, de lo que más y menos les gusta a la hora de ponerse manos a la obra. Hoy en nuestro querido blog vamos a ver la otra cara del espejo, puede que le guste lo que va a leer, puede que no; es lo mismo, vamos a meternos en el tema igualmente.

Me gusta ser puta

A la mayoría de las escorts en Barcelona les gusta ser putas porque les gusta el lujo, el dinero, la rapidez con la que crecen sus cuentas bancarias y por las cosas que les pasan que no les ocurren al resto de los mortales. De ahí a que desde muy pequeñas soñaran con ser putas hay un trecho. No, ser puta no era la carrera que pensaban hacer pero mira, ahí están y lo hacen muy bien.

Las putas disfrutan con las pollas de todos sus clientes

No, hombre, no. No hay que exagerar. Las putas disfrutan con las pollas de algunos de sus clientes, pero parece que disfrutan con todas, ese es el arte de ser puta en Barcelona; hacer una mamada detrás de otra y echar varios polvazos al día y aparentar que se corre de gusto tres veces en cada uno de ellos. Hablando con las escorts en Barcelona, y para no caer en inventarnos nada en nuestro blog, nos confiesan que hay algunos que follan bien de verdad, que son atractivos, con buenos billetes y buena higiene corporal; con esos clientes mola follar y no de vez en cuando sino todos los días. Con los ratufos malolientes no mola follar, hasta ahí llegamos todos, ¿no?

Comerle el coño a una escort en Barcelona

Muchos hombres piensan que la cita con la prostituta es una cita porno en la que ella tiene que correrse de gusto igual que él; en realidad, esto tampoco es necesario. La escort está ahí como profesional para darle placer pero no para recibirlo, para ella son gajes del oficio dar y no recibir, no pasa nada por correrse antes que ella o no comerle el coño, de hecho, las putas prefieren que la cita vaya sobre ruedas, rapidita y molona, respetuosa y sin manoseos excesivos. Antes de comerle el coño a su escort puede preguntarle si quiere que lo haga o hacerlo sin entretenerse mucho, porque lo que realmente quiere la prostituta es ir al grano, sin rodeos. Si no prolonga la cita innecesariamente, puede que llegue el día en el que ella quiera quedarse más rato con usted de verdad. ¿Lo pilla?

Yo pago, yo mando

No, nada de eso. Si al cliente le hace ilusión lanzarle la corrida en el ojo a su compañera de juegos, tendrá que preguntar si la escort está de acuerdo con la fantasía. Las putas son maestras del sexo y su vida profesional se centra en follar pero no significa que se lo traguen todo y acepten las sugerencias más variopintas que se les propongan; por eso, comunicación ante todo y asegurarse de que la mejor escort está de acuerdo con la fantasía.

Hasta que no me corra no me voy

Algunos clientes piensan que citarse con una escort en Barcelona les da derecho a tardar un siglo en correrse y que el final de la cita lo marca la esperada corrida. En realidad, la cita con una prostituta es por un tiempo determinado y es su problema si no llega a correrse en el tiempo estimado. Antes que imponer que hasta que no se corra, no se va, hable con ella y pregunte qué puede hacer para ayudarlo a la gran cascada. Las mejores escorts tienen el tiempo justo entre una cita y otra. Piense que tienen que volver a casa, tomar una ducha, retocarse, elegir otro modelito y estar frescas como una rosa para la siguiente cita sexual. Eso lleva tiempo, por lo tanto, cualquier retraso les afecta a la agenda y a los demás clientes deseosos de deshacerse en sus abrazos.

Creo que le gusto

A ver, la relación sexual con una prostituta puede ser placentera y no solo para el cliente sino también para ella, pero no se debe confundir con el enamoramiento. A veces en la experiencia de novia, Girlfriend experience, se hacen cosas como caricias, miradas, besitos y polvos que no se asemejan al porno sino a, como su nombre indica, una relación sentimental, pero es propio de la profesional hacerlo lo más real posible, no se engañe, ella no está echando las redes para pescarle, simplemente está haciendo su trabajo, y si usted se lo llega a creer, es que ella es verdaderamente buena en lo suyo, dedíquese a pasarlo bien y cuando salga de la suite ni se le ocurra perseguirla por la calle y ofrecerle un ramo de rosas.

Follar sin condón

Follar sin condón con las escorts de Barcelona no es algo habitual, y si ella accede a hacerlo, esté seguro de que antes lo ha hecho con mil más. El sexo mola sin barreras pero los virus y bacterias mola que se las encuentren.  Sus genitales se lo agradecerán.

Me deberías pagar tú

La broma más típica del mundo después de la práctica sexual con una escort de Barcelona es ésa: ¡Me deberías pagar tú! Ahórrese esa ocurrencia o pasará a la lista negra con la rapidez de un rayo. Usted no está tan bueno, ni es tan sexy ni folla tan bien como la escorts en Barcelona así que mejor calladito y despedirse dando las gracias y hasta la próxima.

Escorts en Barcelona un volcán en erupción

http://www.perlanegrabcn.com/escorts-barcelona/

Post anterior
Puedes encontrar las mejores escorts y putas de Barcelona Puedes encontrar las mejores escorts y putas de Barcelona martes 10 mayo 2016
Post siguiente
Tríos con escorts Tríos con escorts lunes 18 abril 2016