Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Escorts en Barcelona: es difícil sentir tanto placer con una desconocida
Sexo y Prostitución Escorts de lujo

Escorts en Barcelona: es difícil sentir tanto placer con una desconocida

martes 01 marzo 2016

Se le hace la boca agua pensando en próximo gran momento de su vida. Desde la última vez, solo ha podido pensar una y otra vez en sus piernas abiertas esperándolo en la cama. Las medias de rejilla y el carmín en sus labios. Un día parece igual al siguiente hasta que levanta el teléfono y vuelve a quedar con una de las escorts en Barcelona que más le gustan. Hoy en nuestro querido blog profundicemos en el punto de vista del hombre que va de putas y ni quiere ni puede remediarlo.

Aunque lo normal es que las estadísticas traten de manipular la realidad, algunas de ellas abren los ojos al público. Hay sondeos de opinión sobre las tontunas del mundo que no nos interesan nada porque no dicen nada cierto. Quizá la mejor opción sea hablar directamente con hombres que conocen a otros hombres, y pueden hablar de cómo ven y viven el mundo de las escorts en Barcelona.

Si decimos que más de la mitad de los varones de la ciudad han pasado por los brazos de una escort en Barcelona seguro que lo pone en duda, pero por ahí van los tiros. Irse de putas mola, y aquí vamos a defender el derecho a comprar y vender ocio sexual de manera consentida entre adultos.

Hablamos con algunos clientes de las escorts en Barcelona que vienen a la Perla Negra a tomarse una copa cuando llega la noche del fin de semana y quieren desconectar; les preguntamos hace cuánto tiempo van de putas y especialmente, con escorts en Barcelona. Un chico en sus treinta, nos dice que empezó  ir de putas desde muy joven. Sus amigos le pagaron la primera cuando tenía dieciséis años y le gustó aquello de follar sin calentarse la cabeza conquistando a la chica en cuestión. Y, por supuesto, lo mejor del sexo con una profesional es que no hay que decirle cómo hacer una mamada o hacer cosas más fuertes, ella se pone sola.

Desde irse de putas con dieciséis años a entregarle su tiempo a las escorts de Barcelona, les preguntamos dónde queda el sexo sin pagar; ellos responden que también lo hacen pero que con la escort en Barcelona es todo más directo, tienen exactamente lo que quieren, un buen polvazo y a tomarse la botella de champán desnudos en la cama.

La mayoría de los hombres que van con las escorts en Barcelona están casados. ¿Significan que no tienen buen sexo en su casa con sus mujeres? El madurito de más de cincuenta contesta que no es cuestión de que el sexo en casa sea malo sino más bien la  mejor forma de continuar el matrimonio y de darle aires frescos. Igual que a las mujeres, el sexo con la misma pareja le puede resultar un aburrimiento mortal, a los hombres les pasa lo mismo. El amor no desaparece pero la pasión, sí; es ahí donde surge la idea de citarse con una escort en Barcelona, pedirle todo tipo de fantasías sucias y perversas y dejarse llevar por la embriaguez del momento.

Usted, ¿a cuántos amigos conoce que van de putas tanto como cualquier otro? Le preguntamos al típico guapete en sus cuarenta y tantos años y con pasta. Sin pensárselo mucho, dice claramente que la mayoría de los hombres que conoce van de putas. Y lo mejor son las ferias, porque ahí se invitan unos a otros abiertamente a fiestas privadas con escorts en Barcelona en las que los negocios se dejan aparte y se pasa a follar en confianza, puede que unos delante de otros. Una vez que se tiene confianza, ¡se tiene para todo!

Sí, a muchos hombres les encanta irse de putas y lo consideran su momento de capricho máximo, cuando más se miman. Una escort en Barcelona espectacular esperándolos para tomar una copa y alquilar una suite en Perla Negra para pedirles esa fantasía que ronda por sus cabezas. ¿Qué es lo que más les puede gustar del sexo con una escort en Barcelona? está claro que se comportan de forma diferente a otras compañeras de cama. Ellos dicen que sabe lo que quieren, son guarras y no tienen límites. Con las escorts en Barcelona se pueden hacer corbata francesa, francés natural , griego, garganta profunda, lluvias doradas, sado light, incluso puede comportarse como una novia delante de la gente si así se le pide.

Una escort en Barcelona tiene muchas virtudes. Y si no, cuando te la llevas a la discoteca y todos te miran, nos comenta uno delos hombres con los que charlamos. Eres la envidia de todos, están con los ojos como platos viendo a esa pedazo de tía contoneándose en la pista, metida en un vestido súper estrecho, taconazo, y ella solo te mira a ti, eso es una de las cosas que más me gusta, el calentamiento sabiendo lo que viene después.

Es curioso pensar que con toda la variedad de escorts en Barcelona, de todos los países, de todos los acentos y medidas, hay hombres que se enganchan con una de ellas y no desean más que compartir su tiempo a su lado.

Alguna vez les habrá pasado esto, ¿no? El chico en sus treinta dice que sí, que una vez estuvo muy pillado por una escort en Barcelona súper especial. Era muy guapa y no parecía una puta, era jovencita y le gustaba mucho el sexo; conectó con ella y le dio mil orgasmos en los meses que se estuvieron viendo pero era un juego peligroso y no quiso dejarse llevar sin límite. El chico dice que la escort en Barcelona era fuego, es difícil sentir tanto placer con una desconocida pero desde el principio se llevaron muy bien en la cama.

Satisfacer a una escort en Barcelona acostumbrada a follar mucho y con muchos, es algo complicado pero cuando se da esa química entre un cliente y su escort en Barcelona, saltan las chispas del volcán.

Son historias inesperadas, entre una escort en Barcelona y su cliente.


Disfruta del placer con una escort en Barcelona .

http://www.perlanegrabcn.com/escorts-barcelona/

Post anterior
Cuando una mujer elige a su puto Cuando una mujer elige a su puto martes 01 marzo 2016
Post siguiente
El MWC AL DESNUDO MWC: la infografía más interesante de todas las que vas a ver estos días jueves 18 febrero 2016