Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Escorts en Barcelona: Fetiches, fantasías y parafilias
Sexo y Prostitución Escorts de lujo Relatos Eróticos

Escorts en Barcelona: Fetiches, fantasías y parafilias

jueves 06 agosto 2015

Entre los muchos y variados servicios de las escorts de Barcelona que se pueden encontrar en Perla Negra, están las escorts que ofrecen los servicios más calientes y mejor hechos de la ciudad. Hoy en nuestro blog vamos a hablar de los que se ofrecen y en especial de las fantasías sexuales. Esas prácticas que no nos atrevemos a realizar con nuestra pareja o que simplemente nos pica la curiosidad y queremos desvelar. Algunas pueden parecer raras, otras muy extendidas y puede que entre todo lo que las escorts saben hacer usted encuentre algo que no ha probado y que está deseoso de catar.

Escorts altas

Las escorts altas son chicas acompañantes muy demandadas en las agencias. Tiene mucho morbo y elegancia un cuerpo que pasa del metro setenta y cinco o que se aproxima a él. Si las escorts latinas triunfan por su piel morena y sus grandes pechos, las escorts rusas y escorts ucranianas triunfan por su altura y claridad. Para gustos colores, en todo caso, el irse de putas es todo un arte y cada escort merece ser citada para una velada apasionada de sexo salvaje. 

Las escorts altas que se dejan caer por Perla Negra  nos cuentan que entre sus clientes se encuentran hombres altos y bajos. Muchos tienen la fantasía sexual de follar con una mujer que tiene mucho más cuerpo, más alta, más mujer que otras solo por el hecho de la altura. Otros clientes, altos también, dicen verse mucho mejor con una chica de compañía que se aproxime a su altura, por aquello de quedarse totalmente satisfechos, también a nivel visual.

Escort española

Dentro de lo que es el mundo del sexo por dinero, se puede follar con muchas escorts extranjeras y ser más difícil dar con una española con la que el cliente pueda disfrutar del morbo de una cita con una señorita de compañía del país, quizá mayor entendimiento y mejor feeling a la hora de charlar si es eso lo que se busca. 

La verdad es que la escort española está súper demandada y que su catálogo de servicios no necesita muchos adornos pues solo con que sea ella, ya es mucho para algunos. Si además, unimos a la escort española la práctica de sexo anal  o garganta profunda, pues su éxito se redobla y su teléfono no deja de sonar.

Aunque parezca la escort más accesible de todas, la verdad es que está muy solicitada por los extranjeros y suele ser la guinda de la fiesta y la compañía más deseada. Puede que sea su belleza, su pasión, su cuerpo de escándalo o su mirada llena de misterios, lo cierto es que la escort española está en las primeras posiciones de los deseos de los clientes de cualquier país.

Fetiches

Un fetiche es un objeto de culto que aplicado a la sexualidad se refiere a un objeto que llega a ser necesario para excitarse y alcanzar el orgasmo. Así, podemos encontrar entre los fetiches más conocidos los zapatos de tacón rojos, las medias de rejilla, la ropa interior usada, una corbata, etc. Las escorts especializadas en jugar con fetiches pueden servirse de estos nombrados para crear excitación y hacer que el cliente alcance el orgasmo del siglo.

Fantasías

La fantasía es la práctica que envuelve un grado de imaginación superior y la creación de una historia con fines de excitación sexual y final orgásmico. Muchas escorts ofrecen entre sus más calientes servicios el juego de la fantasía. Se trata de disfraces, quizá, objetos, y la invención de una historia, un cuento, en el que el cliente y ella son los protagonistas. Entre las fantasías más comunes está el encuentro sexual entre un paciente y su enfermera, un desconocido y una chica en un ascensor, una jefa de empresa y el novato que entrevista para conseguir un puesto y la mítica profesora de matemáticas y el alumno que merece un castigo. Cada mente es un mundo y aunque las fantasías que hemos nombrado son ampliamente conocidas, seguro que al hacerlas realidad con una escort en Barcelona serán mucho más vibrantes y placenteras.

Dentro de las fantasías más solicitadas a las putas en Barcelona está la de la cubana. Si le gusta que una bellísima escort le haga pajas, más le gustará que se la haga ayudada con sus grandes pechos en vez de usar sus manos. ¿Qué le parece? ¿Caliente, verdad? En Perla Negra hay chicas de compañía latinas de grandes pechos esperando al cliente que se atreva a pedir pura fantasía.

Parafilias

Por último, las parafilias, sonesas formas de excitación que se salen de la corriente tradicional, impuesta, también llamada sexo vainilla o vanilla sex. Las parafilias son esas cositas que nadie se atreve a decir que practica, ni tampoco que gustaría de practicar y sin embargo se muere de ganas por hacerlas realidad. 

Ojo que no todas las parafilias son igual de saludables y hay muchas que son un crimen, no todo el campo es orégano, siempre hay que contar con la participación y autorización del otro para proceder. Entre las más comunes encontramos el sadomasoquismo y su versión suave, sado light, que practican las escorts en Barcelona.

Una parafilia de la que se oye mucho hablar es la lluvia dorada. Se trata de orinar encima del otro en un contexto sexual. Algunas de las escorts de Perla Negra juegan con esta práctica aunque no todas. Técnicamente se llama urolagnia. Quien tiene esta parafilia, necesita de una buena corriente de orina cayendo por su piel para excitarse y poder llegar al orgasmo. 

En realidad, cualquier práctica sexual consentida entre adultos está bien y no tiene por qué llamarse parafilia por muy extraña que sea. Según los psiquiatras, la parafilia solo se da si es absolutamente necesaria para excitarse y llegar al orgasmo; si no, es simplemente experimentar y para eso están las mejores escorts de Barcelona tomándose una copa en la barra de Perla Negra esperando conocer un cliente que sepa tratarlas en todos los sentidos.

Post anterior
Escorts y sus servicios Escorts y sus servicios martes 08 septiembre 2015
Post siguiente
Invite a su pareja a irse de putas Invite a su pareja a irse de putas viernes 31 julio 2015