Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Escorts maduras Cuarenta y dos, la edad de la plenitud de la mujer
Sexo y Prostitución Escorts de lujo

Escorts maduras Cuarenta y dos, la edad de la plenitud de la mujer

martes 13 octubre 2015

En la película The Graduate veíamos a un jovencísimo Dustin Hoffman liado con una madurita cañón que dio el título a la canción Mrs. Robynson. Bien, pues esa mujer tenía cuarenta y dos años y el gran morbo de la peli radicaba en la relación sentimental entre un chico y una mujer mucho mayor que él. Hoy en día, a pesar de lo que puedan pensar los clientes de las escorts universitarias, lo cierto es que las escorts maduras en Barcelona tienen muchísimo tirón porque la mujer, ya no se hace vieja después de los treinta, ni de los cuarenta. Hoy no son pocas las voces que claman que la mujer alcanza su plenitud a la hermosa edad de cuarenta y dos. ¡Por fin, justicia!

Dicen algunos sociólogos  que por las circunstancias que estamos viviendo, las cosas van más lentas, a veces a paso tortuga pero no nos echemos las manos a la cabeza pues las edades también han reducido la marcha y según ciertos profesionales, tener cincuenta años, hoy equivale a cuarenta; los cuarenta de antes, a treinta; los treinta a los veinte y así hasta llegar a los cero años que equivalen a una vida anterior.

Menuda tontuna tan borde. Las mujeres se pasan la vida queriendo cumplir los dieciocho y en pocos años, ya empiezan a ocultar su edad porque la publicidad las tacha de viejas. ¡Qué diabólico! Se acabó.

La edad juega a tu favor

Las escorts maduras se llaman maduras rondando los treinta o mucho antes, pero esto no juega en su contra, muy al revés, lo hace en su favor. Las putas de lujo en Barcelona no tienen dieciocho añitos. Las esculturales putas negras pasan tranquilamente de la tercera década y sus pieles siguen sedosas, sus cuerpos firmes y su teléfono sonando sin parar.

Las agencias de servicio escort en Barcelona lo tienen claro, antes una escort de lujo tenía que estar por debajo de los treinta años, en nuestro tiempo eso ha cambiado. Hay clientes que buscan escorts rusas o escorts cubanas maduras, que puedan hacerles compañía real no solo en la cama sino también charlando.

Las escorts universitarias ofrecen esa frescura de la juventud, alocada, divertida y muy caprichosa, el morbo de acostarse con una escort joven radica en la diferencia de edad entre el cliente y la puta que ha elegido para su cita especial de la semana. Otros hombres prefieren a la escort madura independientemente de la edad que tienen ellos. Entre varias razones señalan que se sienten mejor acompañados por una escort que está a la altura de la situación o conversación. No solo ofrecen sexo sino mucho más; y si de sexo hablamos, las escort maduras están en posición de saber mucho más sobre los trucos del cuerpo masculino más que una escort universitaria.

Las pelis porno nos suelen mostrar actores jóvenes y lo cierto es que el mejor sexo, la mejor garganta profunda o la más excitante lluvia dorada no tienen por qué necesitar de una escort universitaria para disfrutarlas.

Según este retraso en las edades de los humanos pobladores de la Tierra, aunque nuestra identificación se chiva de los años que tenemos, la verdad es que socialmente estamos vistos como si fuésemos diez años más jóvenes. No todo el mundo, claro, pero sí a grandes rasgos. Por eso, se habla de que la edad de la plenitud para la mujer son los cuarenta y dos años.

¿Y por qué cuarenta y dos?

Porque a esa edad la mujer ya se ha llevado suficientes palos en la vida como para ganar seguridad, claridad de ideas y madurez. Esas cualidades psicológicas se transmiten en una vida sexual mucho más intensa, en la que buscan su placer y cambian de pareja como de bragas y echan de la cama a aquel amante que les sale rana.

La seguridad en sí misma se traduce en una belleza física que atrae a los hombres como las moscas a la miel. Las escort universitarias venden una sexualidad poco experimentada  y las escorts maduras en Barcelona todo lo contrario. Es como una forma de decirle al cliente que si quedan con ellas, van a echar el polvo de su vida con una escort de verdad, una mujer que está a la altura de todo lo que necesite el hombre.

Según nacionalidades, es cierto que unas se preservan mejor que otras. La suave piel de la puta negra es brillante y todo un regalo para los sentidos; las escorts cubanas también destacan por si dedicación como escorts maduras, tienen la chispa de la alegría en sus ojos, risas alegres y son divertidas y pasionales en la cama. Las escorts catalanas maduras tienen sus agendas pobladas de citas con clientes que prefieren el atractivo de una mujer que ronda los cuarenta y que tiene un cuerpo hermoso y una belleza natural en su cara.

Las edades se retrasan y algunas cabezas también, pero nos viene bien a todos esto de que nos quiten diez años de encima de un plumazo. Así tenemos más años para practicar lluvias doradas y gargantas profundas u otros placeres comunes de la vida. Pero no se confunda querido lector y piense que cuenta con diez años extra para hacer sus sueños realidad, simplemente aproveche el tiempo con una bellísima escort madura o escort universitaria y pídale por esa boquita una ayuda para cumplir sus fantasías más sucias y perversas. Y puede darse el gusto de citarse con una escort cubana o escort rusa pero no deje de probarla si además es escort madura.

Si se trata de un cliente joven y atrevido, la cita sexual con una escort madura le hará sentir como a ese imberbe Dustin Hoffman entre las piernas de la cariñosa Mrs. Robynson. Aunque la publicidad nos empuja a pensar que las mujeres están acabadas después de los treinta años, no es cierto, y cada vez se ven más y mejor cuidadas escorts maduras en las agencias con servicio escort en Barcelona.  

Post anterior
Escorts y putas: Donde te hagas el moño, no pongas el coño Escorts y putas: Donde te hagas el moño, no pongas el coño viernes 06 noviembre 2015
Post siguiente
Escorts Escorts jueves 01 octubre 2015