Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Escorts universitarias: Saben todo lo necesario para follar a un hombre
Sexo y Prostitución Escorts de lujo

Escorts universitarias: Saben todo lo necesario para follar a un hombre

martes 30 agosto 2016

La estudiante, la becaria, la universitaria. La joven que se dedica a sus libros es para muchos hombres aquella que está tierna como un bollo recién sacado del horno, poco follada y en pleno florecer de su cuerpo y belleza femeninos. Una gran tentación, en plena ebullición de su sexualidad, con poca experiencia y muchas ganas de curiosear en el sexo. Las escorts universitarias son un bocadito de placer. Pero, ¿cómo son las escorts universitarias? Hemos charlado con algunas de ellas y nos cuentan eso de ser estudiantes de día y escorts universitarias por la tarde.

Escorts universitarias: una fantasía hecha realidad

¿Las escorts universitarias son putas que aún están estudiando? No, son jóvenes que ven en el mundo del sexo por dinero una forma de pagarse los estudios, un apartamento, viajes y todos los caprichos sin tener que trabajar muchas horas ni dar cuentas a nadie.

Hablamos con algunas de las escorts universitarias que se citan con sus clientes en la barra de Perla Negra Barcelona y nos cuentan cómo es su vida. ¿Qué es lo que tienen estas chicas para volver locos a los hombres? Después de reírse dándonos la razón, nos comentan que están muy buenas y son muy guapas, y que no ser putas sino chicas que están ganando un dinero extra por un tiempo, también ayuda. Una pelirroja con largas piernas y mirada de gata nos cuenta “para mí tiene que ver con la fantasía de ligarse a una chica mucho más joven que ellos. Es como si volvieran a ser jóvenes, como si se contagiaran de nuestra energía, somos divertidas, creo que también nos impresionan con poco, una cena en un buen sitio para nosotras es más que para una escort de lujo que está harta de ir a lugares caros”.

Es interesante eso de “es como si volvieran a ser jóvenes, como si se contagiaran de nuestra energía”. Mucho hemos hablado en nuestro querido blog de las razones para visitar a una prostituta, pero de ésa en concreto nunca. Juventud, divino tesoro. Entonces, las escorts universitarias son una belleza tan pasajera como la juventud. En cuanto dejan de estudiar y llegan a sus veintidós o veintitrés años, ¿se acabó el chute de energía que dan?

Algo temporal

Otra de las escorts universitarias, rubia, guapa y con un cuerpo de escándalo nos comenta que para ella es algo temporal. “Quería estudiar en Barcelona y mi familia no me podía pagar la universidad y la vida aquí porque es una ciudad cara, pero no yo iba a renunciar a mi sueño, así que empecé a pensar en la posibilidad de poner mi anuncio en Internet como una de las escorts universitarias que se pueden ver en la web y ver qué pasaba. En seguida tuve citas, no quedo con muchos clientes, con unos pocos me pago todo lo que necesito y más”.

Un cliente puede mantenerse en control de la situación o engancharse a las escorts universitarias. Ellas nos confiesan que hay clientes para todo. Los que pasan justo el tiempo del sexo, media hora, una hora como mucho de francés natural y sexo vaginal, y los que se quedan enredados en la frescura e inocencia de las escorts universitarias.

Una de las chicas con las que conversamos esta tarde, con una melena castaña y unos ojos verdes que embrujan, nos dice que a ella lo que le gusta es acostarse con algunos hombres que ya ha elegido. “No me ponía el rollo de acostarme con muchos hombres, en el fondo pienso que no necesito tanto dinero, tengo compañeras que ganan muchísimo más que yo, pero estoy a gusto pagando mis gastos mientras estudio y para eso necesito un par de citas a la semana. Prefiero tener a mis clientes habituales y no cada tarde a uno diferente. Disfruto más en la cama con ellos y también me caen bien y nos divertimos. A veces he tenido ofertas de mucha pasta por un par de horas y entonces lo he aceptado pero lo normal es que me dedique a algunos hombres, no a todo el que me desea”.

Disimular el lujo

Un nivel de vida mucho más alto del que llevan el resto de los compañeros de clase, debe ser difícil ocultar el lujo del apartamento, el móvil más caro, las gafas de sol de diseñadores parisinos y las cosas que cuentan porque obviamente las escorts universitarias viajan más y viven más experiencias. La que menos ha hablado hasta ahora, de cabello negro, ojos miel y labios perfectos, nos cuenta que tiene que llevar mucho cuidado con lo que cuenta a sus amigas. “Está claro que las escorts universitarias podemos hablar de más cosas que nuestras compañeras de clase. Por ejemplo, si sale el tema de conversación de restaurantes de lujo nadie puede hablar de eso excepto yo; si hablamos de vacaciones con manicura y desayuno en la cama en la Costa Azul, ellas no pueden decir nada y sin embargo yo puedo decir si el chocolate está mejor en un sitio que en otro y cosas así”.

¿Inocentes e inexpertas?

Dicen que las escorts universitarias también son putas, aunque en principio, inexpertas. Pero al poco tiempo, ya han tenido muchas relaciones con clientes, especialmente cuando se dan a conocer, aparecen los cazadores de putas nuevas en Internet. En breve pueden ganar mucha experiencia pero parte de su imagen y fantasía radica en esa inocencia o inexperiencia.

Para terminar nuestro café, la pelirroja con ojos de gata nos confiesa “mis primeros clientes tenían más idea de sexo que yo pero en seguida les saqué la delantera. Ellos siguen pensando que van a verse con una joven que sabe menos que ellos pero en el mundo de las escorts universitarias las cosas van muy rápido. He aprendido todo lo que tenía que saber para follar a un hombre, quiero tirarlos en mi cama y demostrarles que no están con una novata. Soy yo quien les va a dar una lección”.

Post anterior
Me llaman puta Me llaman puta miércoles 07 septiembre 2016
Post siguiente
Fiestas privadas con escorts Fiestas privadas con escorts martes 16 agosto 2016