Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Invite a su pareja a irse de putas
Sexo y Prostitución Escorts de lujo Relatos Eróticos Mitos Sexuales

Invite a su pareja a irse de putas

viernes 31 julio 2015

Invite a su pareja a irse de putas

GFE (girlfriend experience) o actuar como una novia, las fiestas privadas, los masajes con final feliz, tántricos y eróticos, sado light y atención a parejas, son algunas de las cosas que hacen las escorts que no están directamente relacionadas con el sexo tradicional con una prostituta. Los servicios de una escort son cada vez más amplios y completos, para satisfacer todos los gustos y curiosidades.

Los videojuegos ya reproducen la experiencia sexual

Los videojuegos recrean la realidad y con gran éxito pues su fama y movimiento de dinero es fuerte y va en aumento. Los videojuegos para niños y adultos, son una de las formas más elegidas para pasar la tarde en la casa solo o invitando a los amigos. Tanto han evolucionado que hace tiempo se habla de que pronto los videojuegos serán capaces de satisfacer las necesidades sexuales creando una realidad ayudada con sonido envolvente, guantes que permitirán acariciar el holograma del hombre o la mujer perfecta y aparatos capaces de sacar un buen orgasmo al usuario o usuaria.  

Me compro un romance

Se cuenta que ya en Japón los romances están a la venta. Así que si a una persona no le gusta correrse con un videojuego y tampoco tiene ganas de complicarse en la conquista del ser amado o deseado, puede ir a una agencia de romances y comprarse uno a su gusto, pudiendo pactar el tiempo y el final de la historia. Hay romances ofertados por un mes, por dos, por un año, etc. Las escorts dentro de esta recreación de las historias de amor endebles, también juegan su papel y hemos de decir que es mucho más excitante que un videojuego. 

GFE: girlfriend experience .

Al visitar el perfil de alguna escort puede que haya visto en su catálogo de servicios las siglas GFE o experiencia de novia. Eso se refiere a que hace de novia mejor que una novia real pero sin los esfuerzos que hay que hacer para conquistar. Hay hombres que no encuentran a nadie especial y sin embargo les apetece una velada llena de cariños y besitos, como si estuviesen enamorados o algo así. Otros hombres necesitan de una novia con la que acudir a una fiesta, ese es el momento en el que se contratan los servicios de una escort que haga la GFE. 

En la práctica del sexo, la escort que hace de novia se prodiga en caricias, aparecen la pasión y el deseo por el cliente, se pueden hacer prácticas sexuales pactadas como el francés natural o los besos con lengua, según la profesional.

A veces, el cliente se cita con la escort toda la noche, y juegan a los enamorados sobre la cama o viendo una película en el sofá. Se dedican a hacerse mimitos y cosas así hasta que llega el momento del sexo que se deja al final de todo el calentamiento. Tal y como si fuera una pareja de novios.

En ocasiones, el cliente necesita presentar de una vez por todas a una novia en la familia o delante de los amigos. Levantar el teléfono y citarse con una escort experta en hacer de novia es una buena solución, sobre todo si quiere dejar a sus amigos con la boca abierta y bien envidiosos de la gran belleza que va a ir de su mano.

Atención a parejas.

Una cita con una puta o una escort no tiene por qué ser como siempre. Imagínese que su vida sexual con su pareja va cuesta abajo y sin frenos. Usted siente vínculos emocionales pero sexualmente está la cosa más muerta que viva. Lo que puede hacer es dejar de irse de putas solo e invitar a su pareja a que se divierta también en el burdel.

Si lo que decimos le suena a broma, sepa que es muy común que la escort sea solicitada para atender a una pareja y no solo a un hombre con necesidades sexuales y que no piensa en las de su esposa.

La escort puede jugar un gran papel en la vida sexual de una pareja que ya no folla con ganas sino con aburrimiento, desesperación y por cumplir. Una escort puede ser quien mira cuando la pareja practica sexo. Esto suele ser propio de los que aman exhibirse, a veces se es consciente de este gusto, a veces, no, hasta que hay una tercera persona mirando en la habitación y se excitan salvajemente.

La escort también puede dedicarse a follar con un miembro de la pareja mientras el otro mira. Los mirones o voyeuristas son aquellos que disfrutan de ver cómo otros se portan en su intimidad haciendo cualquier cosa, por ejemplo, sexo.

La escort también puede ser la pieza clave de un menage a trois o un trío por todo lo alto. Puede ser la estrella invitada y relanzar el morbo y la fantasía de la pareja ayudando a romper sus tabúes y  costumbres sexuales más religiosas y culturalmente mortales.

Además, la escort tiene todo tipo de juguetes sexuales, quizá disfraces para avivar la fantasía y mucha experiencia a la hora de hacerlo todo bien en el terreno del sexo.

Una escort da mucho juego, no solo ser el objeto de deseo de un típico amante de ir de putas o lo que viene siendo un putero de toda la vida, sino que puede hacer mucho más. Solo hay que abrir un poco la mente y las piernas, sea hombre o mujer, y escuchar qué tiene que proponernos esa escort que tanto sabe.

Si no tiene con quien ir, también puede ir con una escort a un club de swingers de esos donde se cambia de pareja y se practica sexo abiertamente. En estos clubes no se puede entrar solo a menos que sea una mujer, el hombre siempre debe ir acompañado por una dama. Si le pica la curiosidad aparte de otras cosas, puede pasar una velada sexual y ser swinger por una noche de la mano de una bellísima escort. La vida es breve.

Post anterior
Escorts en Barcelona: Fetiches, fantasías y parafilias Escorts en Barcelona: Fetiches, fantasías y parafilias jueves 06 agosto 2015
Post siguiente
Vanilla sex vs. BDSM Vanilla sex vs. BDSM martes 14 julio 2015