Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Creencias religiosas sobre el xexo
Mitos Sexuales

Las 11 Creencias Religiosas más retorcidas sobre el Sexo

jueves 10 octubre 2013
A grandes rasgos y siempre que nos mantengamos eclécticos, podríamos decir que la religión trata de hacernos personas mejores, en resumes, no desear a otros lo que no queremos para nosotros mismos sin olvidar su marcada voluntad de controlar al ser humano, pero en ningún otro aspecto la religión dice cosas más raras que en cuanto al sexo. ¿Por qué esa obsesión por controlar la vida sexual de las personas?

1. El Islam fundamentalista: los mártires serán recompensados con setenta y dos vírgenes.

Reconozcámoslo, es una maravillosa tentación. En Internet, es fácil encontrar un imam asegurando sobre el
Islam que “Mahoma dijo que la recompensa es de ochenta mil sirvientes y setenta y dos esposas, bajo una cúpula de perlas, aguamarinas y rubíes". Quizá el término "esposas" es menos específico que vírgenes, pero en la tradición islámica se considera que las futuras esposas han guardado la virginidad para su marido.

2. Judaísmo: no mantener contacto con la esposa durante su menstruación.

Una "niddah" en la religión ortodoxa judía es una mujer con la menstruación; según la ley judía, un esposo debe estar separado de su mujer durante ese periodo. La Torah, el libro judío equivalente a la Biblia para los cristianos o el Corán para los musulmanes, dice que no se pueden mantener relaciones sexuales con la esposa si está en sus días especiales del mes.

Suena a una recomendación de la abuela para evitar las manchas en las sábanas porque de otra forma no se entiende qué tiene que decir un rabino en cuanto a lo que debe hacer una pareja en ese momento.

3. Islam
: Matrimonios de fin de semana para mantener relaciones sexuales.

El sexo fuera del matrimonio está prohibido por ley en Irán, pero el Islam ofrece una alternativa muy ingeniosa. Sigheh es la tradición del matrimonio temporal y el único requerimiento es un permiso para el periodo de la relación (ambas partes acuerdan una relación por un tiempo determinado) y a menudo una dote para la mujer.

Este matrimonio y divorcio exprés, puede ser pactado con una duración de cinco minutos o noventa y nueve años, y muchas veces ni si quiera se registra como tal. Es una manera de legalizar las relaciones sexuales y la convivencia previas al matrimonio en el mundo islámico.

¿Podría ser una mejora el cambiar "hasta que la muerte nos separe" por " hasta que decidamos que no es buena idea seguir juntos"?

4. Paganismo: Masturbaciones en grupo para mejorar las cosechas

Nunca he oído una propuesta tan rara para hacer que meterse mano no sea visto como meterse mano. Antiguos grupos
paganos en el Medio Oriente celebraban ceremonias sexuales para mejorar
las cosechas. Una de las prácticas más aclamadas era la mutua masturbación y todos tenían que alcanzar el clímax a la vez. ¿Se puede imaginar sincronizar a tanta gente para semejante labor? Este orgasmo multitudinario era una manera de honrar al dios de la fertilidad y preparar el terreno para la siguiente siembra.

5. Wicca: el sexo como máximo ritual

Básicamente, el sexo para los Wiccans es el gran ritual. Para confraternizarse, el sumo sacerdote se cepilla a todas las sacerdotisas delante de la comunidad. ¡Venga,hombre! No se
escandalice, es solo su manera de orar. Me pregunto cuántas luchas internas hay para llegar a ser sumo sacerdote entre los wiccan.

6. Islamismo: Ser infiel a tu pareja es peor que asesinar.

Según los religiosos musulmanes, no hay nada que Dios odie más que el adulterio. ¿De verdad ser infiel a tu pareja es peor que asesinar a alguien? Se ve que dios se toma muy en serio este
asunto de sábanas.

7. Catolicismo: Practicar sexo con su esposa puede ser adulterio según la intención.

El papa Juan Pablo II animó a los maridos a no cometer adulterio 
practicando sexo  con sus mujeres por el mero hecho de obtener placer y satisfacer al instinto. No podemos esperar de la iglesia Católica, en general, ni de Juan Pablo II , en particular, una apología del sexo como manera de unirse en pareja, como exaltación de los placeres físicos con los que Dios nos ha dotado, pero decir que practicar sexo con la esposa es adulterio, es pasarse de la raya
estrepitosamente.

8. Islamismo: No mantener relaciones sexuales durante un mes.

En el mes de Ramadán, los islámicos no pueden mantener ningún tipo de relación sexual, porque es el momento de cultivar la fe, la humildad y la espiritualidad. En este mes, no se puede practicar sexo desde el amanecer hasta el anochecer, ni tampoco la masturbación, y si lo hace, debe pagar una multa, llamada “kaffara”. ¿Recogerán mucho dinero las autoridades religiosas en ese mes?

9. Catolicismo: la masturbación lleva a cometer la mitad de los pecados capitales.

“La masturbación contribuye al orgullo, la avaricia, la gula sexual y lleva a la vagancia”, ni más ni menos, más de la mitad de los siete pecados capitales. Esta aseveración fue publicada por Jesse Crowley en la web El efecto del porno, donde se recogen consejos para la vida sexual. Si sigue usted estos consejos de vida sexual, pronto tendrá que seguir consejos para salir del manicomio.




10. Judaísmo: el sexo es un “mitzvah” y un impulso maléfico.

Mitzvah significa mandamiento, es por eso que este punto resulta especialmente conflictivo dado que para los judíos el sexo es por un lado un mandamiento y por otro algo diabólico. Entonces, ¿a qué atenernos? Pues está claro, si nos apetece diremos que es “mitzvah” y si no, nos enfadaremos y proclamaremos que es una proposición maléfica.

11. Judaísmo: No practicar sexo en el día Yom Kippur.

Es uno de los días más importantes en la religión judía, un día en el que uno reza y se arrepiente de corazón. Dado que uno se está arrepintiendo sinceramente, no puede lavarse ni mantener relaciones sexuales, debe ser que piensan que unas cosas están reñidas con las otras, o que no se pueden hacer en el mismo día. ¿No es posible arrepentirse de corazón, luego celebrar el arrepentimiento con sexo y después ducharse?

Se contrapone a los días de la Navidad católica, en los que todo es fiesta y alegría, desde el veinticinco de diciembre hasta el seis de enero. No me puedo imaginar que durante todo ese periodo no pudiésemos practicar sexo ni lavarnos.

En conclusión, la administración del sexo en la vida de las personas es un objetivo de las religiones. La cuestión es que nuestro cuerpo, el del hombre y el de la mujer, son cuerpos, según las religiones, creados por Dios, entonces, ¿no es mayor pecado decir que el Altísimo se ha equivocado en cuanto al sexo y que debemos reprimirlo y extirparlo?
Post anterior
Famosos adictos al sexo Famosos Adictos al Sexo martes 15 octubre 2013
Post siguiente
Dina, escort egipcia en Barcelona Entrevista a Dina, una Escort egipcia de PerlaNegraBCN jueves 10 octubre 2013