Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Parafilias, Más allá del Placer Sexual
Servicios Sexuales

Parafilias, Más allá del Placer Sexual

lunes 26 agosto 2013
Las parafilias se definen como las atracciones sexuales fuera de lo normal hacia personas u objetos.
 
Sufrir una
parafiliasignifica vivir en una condición en la que la excitación de una persona y su satisfacción dependen de fantasear y llevar a cabo un comportamiento sexual que es atípico y extremo. Una parafilia puede girar en torno a un sujeto u objeto (niños, animales o ropa interior) o en torno a un hecho particular (hacer daño o exhibirse).

La mayoría de las parafilias son mucho más comunes en hombres que en mujeres. El objeto de una parafilia es normalmente muy específico y no presenta oscilaciones. El parafílico cae en un solo comportamiento sexual raro, no en varios.
 
 
 
Una parafilia se distingue por la dependencia absoluta del sujeto, objeto o comportamiento hasta el punto de que no hay placer sexual sin él.


 
Las parafilias incluyen comportamientos sexuales que la sociedad desaprueba, por lo inusual o anormal. En orden descendiente, la más común es la pedofilia (actividad sexual con un niño normalmente menor de 13 años), exhibicionismo (mostrar los genitales a los desconocidos), voyeurismo (observar la vida privada de personas que no reparan en el observador), frotismo (tocar o frotarse contra una persona que no lo está consintiendo), mientras que  el fetichismo (uso de objetos inanimados), masoquismo sexual (ser humillado o maltratado), sadismo sexual ( infligir humillación o sufrimiento) y travestismo fetichista (vestirse del sexo opuesto), son mucho menos comunes. Algunos de estos comportamientos son ilegales; los que sufren otras parafilias han tenido que hacer frente a las leyes por el comportamiento desempeñado. Hay otra categoría llamada “parafilias sin especificar” para designar las que aún no tienen un nombre propio como esas que atañen a seres humanos muertos, orina, heces, enemas y llamadas telefónicas obscenas.
 
 
Síntomas
 
Aunque las parafilias pueden parecer algo lejano y extremo, los cierto es que es mucho más fácil  caer en ellas de lo que parece. Por ejemplo, muchos incurren en comportamiento que que podrían ser una parafilia en un estado naciente; véase el caso de decirse cosas “sucias” en la cama, esa podría ser una manera de excitarse, pero si es la única manera de excitarse y de llegar a la satisfacción sexual, se podría considerar una parafilia.

Otros quieren ser pegados o azotados en el trasero o excitarse mientras miran a su pareja. Mirar a una persona desnuda o ver vídeos pornográficos puede ser excitante para la mayoría de las personas, pero las llamamos parafilias cuando la dependencia psicológica es incuestionable, y la persona lo necesita irremediablemente para excitarse.
 
 
Causas
 
No está claro que es lo que desencadena una parafilia. Los psicoanalistas dicen que un individuo con una parafilia está repitiendo o volviendo a lo que en el pasado fue un hábito sexual. Los psicólogos sugieren que las parafilias están relacionadas con los condicionantes. Por ejemplo, objetos que no son sexuales, pueden llegar a serlo si se asocian repetidamente con una actividad sexual placentera.

O, actos sexuales particulares como espiar, exhibirse o la zoofilia, que conllevan una alta intensidad erótica pueden conducir a la persona a preferir ese comportamiento frente a otro más normal. En algunos casos, parece haber una predisposición como la dificultad para relacionarse con otras personas.
 
Los modelos de aprendizaje de comportamiento sugieren que un niño víctima o testigo de comportamientos sexuales inapropiados aprenderá más tarde a imitarlos. Los modelos de compensación apuntan a que estos individuos se ven privados de contactos sexuales normales y por ello buscan gratificación a través de actividades socialmente menos aceptables.

Los modelos psicológicos se centran en la relación entre las hormonas, el comportamiento y el sistema nervioso central con especial interés en la relación entre la agresión y las hormonas sexuales masculinas.
 
 
Tratamiento
 
Los tratamientos incluyen el tradicional psicoanálisis, hipnosis y técnicas de terapia de comportamiento. Recientemente, una clase de drogas que reducen drásticamente los niveles de testosterona de una forma temporal se han usado en conjunción con las terapias nombradas. Esta droga reduce el impulso sexual en los hombres y la frecuencia de creación de imágenes de contenido sexual. Esto permite la concentración en la cura sin la distracción que el parafílico sufre. La combinación de ambos métodos puede ser efectiva.
 
En cuanto a la medicación para las parafilias, el mucho o poco instinto sexual no está relacionado con el comportamiento de los parafílicos; igualmente,  se piensa que los altos niveles de testosterona no predisponen a los hombres a caer en las parafilias. Sin embargo, hay hormonas que rebajan el nivel de testosterosna circulante en el cuerpo reduciendo así el instinto sexual y las probabilidades de agresión. Las hormonas se usan en tandem con las terapias arriba mencionadas.
 
Los investigadores sugieren que la terapia cognitiva-conductual es efectiva para curar una parafilia. El hecho de relacionar la parafilia con algo negativo, como un mal olor, un dolor o desarrollar el sentimiento de vergüenza, puede reconducir el comportamiento del parafílico. Este último método, llamado en inglés “shame therapy” puede incluir el visionado de vídeos donde las víctimas de un parafílico cuentan sus ansias de venganza, para provocar la vergüenza en el agresor, o se muestra una castración quirúrgica.
 
Otras terapias se centran en mejorar las habilidades sociales del parafílico, por ejemplo, premiándole en el mismo momento que cambia su extraño comportamiento sexual. En esta terapia, el parafílico se conecta a una biomáquina y se le premia si mantiene una luz en determinado color a pesar de estar viendo imágenes de contenido parafílico.
 
Las terapias cognitivas descritas incluyen la corrección de las creencias erróneas del paciente o distorsiones en su pensamiento que le hacen pensar que su víctima merece ser parte de su comportamiento desviado. Otras terapias intentan que el parafílico entienda la posición de la víctima, se identifique con ésta y que entienda el daño que le ha hecho.
Post anterior
Entrevista a LUZ, una Escort Latina de grandes pechos en Barcelona Entrevista a LUZ, una Escort Latina de grandes pechos miércoles 28 agosto 2013
Post siguiente
Rebeca y Sofía: escorts de lujo en Barcelona Rebeca y Sofía: nuevas escorts de lujo en Barcelona lunes 19 agosto 2013