Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Regulación de la prostitución en Benidorm
Sexo y Prostitución

Regulación de la Prostitución en Benidorm

lunes 24 marzo 2014
El parche de multar a la chica pierde aceptación lentamente. La semana pasada el concejal del Ayuntamiento de Benidorm Juan Ángel Ferrer pidió la regulación de la prostitución en esta localidad.

Todo tras leer el informe anual de 2013 presentado por la Policía Local del municipio en el que las
denuncias han aumentado de manera innegable.

Dicho concejal subraya la necesidad de regular esta actividad y lo hace por la evidencia de que las mafias han creado sus prostíbulos particulares en las calles de los centros turísticos y en las carreteras españolas; ahí abandonan a las muchachas, muchas veces menores de dieciocho años, y las obligan a prostituirse con la amenaza de matar a sus familias en sus países de origen y la excusa de una deuda contraída al traerlas a España.

Con ambos argumentos, las muchachas, quieran o no, se prostituyen ante los ojos de los clientes, quienes deben sospechar la ilegalidad de todo el juego, ante el silencio de los gobiernos autonómicos y ante la pasividad de la Policía. Bueno, no hay que ser tan duros, es verdad que no pasan de todo, ¡para solucionarlo crearon una multa!

Cinco denuncias al día por prostitución

Según el informe de la Policía Local, el aumento de las denuncias relacionadas con la prostitución es de, nada más ni nada menos que un 163% en los últimos tres años, es decir, una media de cinco denuncias al día, lo que ha llevado a plantearse el problema de las mafias y la prostitución.

Ferrer ha alertado a sus congéneres de la política que algo hay que hacer con este drama pero no la vieja idea de multar al sujeto, tal y como dilucidaron estos grandes estadistas, sino algo mejor pensado y hecho. ¡Bien por ellos! ¡Caroline, ve hacia la luz!

En este informe, en el apartado referido a las denuncias hechas en el municipio, la captación de clientes para la actividad sexual suma casi dos mil, frente a las veintisiete por mendicidad.

Manteros, trileros y prostitutas

Lo mismo le da al Ayuntamiento de Benidorm un hombre vendiendo piratería, otro timando a los turistas con “¿dónde está la mosca aquí o aquí?”, un mendigo pidiendo un cigarro o una chica prostituyéndose. La feliz idea para remediar estos “males menores” es zanjar la cuestión imponiendo a los sujetos 1.500 eurejos, que total, los tiene cualquiera y punto en boca. ¡Muy bien por el cabildo! ¡Qué ideaca! Como diría Joaquín Torres el de Muchachada Nuí.

No, atajo de políticos, esa no es la solución. La solución es regular, normalizar, tratar a las prostitutas como al resto de trabajadores del mundo. En Holanda y Alemania lo están haciendo por el camino correcto, simplemente las tratan como a los demás empleados, un número fiscal, un registro de actividad, unas cifras que presentar y unos impuestos que pagar.

Todo a la luz. Resultado, las mafias lo tienen mucho más difícil, las chicas que la ejercieran querrían, efectivamente, ejercerla, y acabaríamos con la horrible estampa de la muchacha abandonada en las cunetas de las carreteras en espera de que alguien quiera hacerse el tonto y subirla en su coche. Decimos “hacerse el tonto” porque seguramente el sujeto sabe que la actividad no es legal, que la muchacha si pudiese elegir, probablemente no estaría ahí.

No es lo mismo un trilero, un mantero o un mendigo que una prostituta. No tiene nada que ver. ¿Por qué? Porque el de la chica es una dedicación peligrosa, necesita una vigilancia de la salud exhaustiva y porque hay mucho margen para que la atrape una mafia, por eso no se puede ser un lumbrera y arrojar la estúpida solución de la multa. Hay que mirar el problema de frente y sacarlo a la luz de arriba abajo.

Hágase la luz, no la multa

Allá por 2008, el Ayuntamiento de Benidorm decidió multar con 1.500 € a las prostitutas que hicieran insinuaciones a los extranjeros terriblemente borrachos, a quienes arrebataban en muchas ocasiones la cartera sin necesidad de más ajetreo.

Las muchachas, de origen rumano y senegalés, dos países que nada tienen que ver con las mafias de prostitución, como todos sabemos, paseaban por las céntricas calles de Benidorm y pescaban lo que podían y más. La solución del cabildo fue multarlas. No quiso nadie examinar de cerca el problema y sus razones. Las prostitutas desaparecieron del centro y simplemente fueron puestas a ejercer, queriendo o sin querer, en otra zona menos visible.

Y así no sólo en Benidorm, sino en la mayoría de municipios, provincias y países. Algunos dicen que no se puede regular esa actividad porque es amoral; bien, amoral nos parece no querer regularla porque a la vista están los abusos y las mafias. Y si los políticos quieren su parte del negocio, que lo normalicen y creen un registro de actividad para la prostitución, con sus impuestos y sus declaraciones.

Señores, las muchachas que ejercen la prostitución en esas condiciones, abandonadas al implacable sol en compañía de una destartalada silla (en el mejor de los casos), visiblemente drogada, a merced de los contagios de enfermedades y imprevisibles frustraciones de los clientes, están ahí porque son carnaza de mafia, y clama al cielo que aún nadie haya querido regular esa actividad más que con la luminosa idea de multar a las chicas con cantidades que jamás alcanzarán a ganar. Cataluña se lució estableciendo multas a las prostitutas de 3.000€, Benidorm con 1.500 aproximadamente, Francia se ha quedado a gusto con 6.000€ a los clientes reincidentes, ¡Hay que ver! Los políticos no hacen política sólo inventan multas.

Es cierto que en países pioneros como Holanda la separación de la prostitución de las redes mafiosas está resultando difícil, pero al menos las autoridades lo están intentando. En España hace falta empezar a andar ese mismo camino, aprendiendo de los errores cometidos por otros pero en ningún caso olvidándose del problema de la prostitución ilegal y queriendo zanjarlo con una burda multa, dinero que ésas que deambulan por las calles o pasan el día tiradas en el arcén de una carretera nunca llegarán a tener. 
Post anterior
Prostitución, escorts y sexo en internet Internet y el Sexo jueves 27 marzo 2014
Post siguiente
El Rojo. El Color de la Excitación El Rojo. El Color de la Excitación martes 04 marzo 2014