Blog Perla Negra BCN
Comparte:

SexoAdictos. La Adicción al Sexo
Servicios Sexuales Mitos Sexuales

SexoAdictos. La Adicción al Sexo

jueves 25 julio 2013
Probablemente ha escuchado hablar de la adicción al sexo, pero podría sorprenderle saber que entre los científicos se está sosteniendo un debate sobre si es realmente una adicción, e incluso , si realmente está relacionado con el sexo.

 

“Es un error muy común”, dice Rory Reid, investigador de Psicología del Instituto de Neurociencia

y  Comportamiento Humano de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA). “El desorden sexual tiene tanto que ver con el sexo como los desórdenes alimenticios con la comida o la ludopatía con el dinero”.

Los adictos al sexo, en otras palabras, no son solo personas que están desesperadas por practicar sexo, sino que padecen problemas subyacentes como estrés, ansiedad, depresión y complejos, que les llevan, a menudo, a tener un comportamiento sexual arriesgado.

 Estos son algunos de los males que se pueden observar a la hora de tratar a un adicto al sexo, dice John O'Neill, terapeuta de adicciones en la clínica Menninger de Houston. “No se pueden ignorar esos detalles”.


 

¿Qué es la adicción al sexo?

 

La adicción al sexo no está incluida en la nueva edición del manual de enfermedades mentales,  DSM-5, aunque esto no significa que no sea un problema real.

 

 

“Estas personas van buscando ayuda, pero no es necesario que sea un problema diagnosticable para recibirla”, dice Reid. “Si están sufriendo, queremos ayudarles”.

 

 

Reid y otros expertos prefieren el término “desorden hipersexual” a “adicción sexual”. Cualquiera de ellos se refiere a un comportamiento sexual que daña al que lo desempeña y a su familia.

 

 

Como ejemplos, Reid cita hombres que gastan la mitad de sus ingresos en prostitutas y empleados de oficinas que pasan las horas navegando en la red en búsqueda de pornografía y que llegan a perder sus empleos a pesar de las llamadas de atención.

 

 

¿Quién llega a eso? Obviamente, alguien con un problema, dice Reid.

 

 

Es un problema que arriesga muchas otras cosas: la vida privada, la vida social, el empleo y, lo más grave, la salud, con las amenazas del sida y otras enfermedades de transmisión sexual.

 

 

A pesar del peligro, vuelven al mismo comportamiento una y otra vez, tanto si es pornografía en Internet, solicitando servicios sexuales de trabajadoras, buscando affaires sin descanso, masturbándose, exhibiéndose en público o muchas otras cosas.

 

 

“Veo que son incapaces de controlarse a sí mismos”, dice O'Neil. “Estas personas viven preocupadas, su cerebro reproduce sin cesar el mismo comportamiento. Normalmente conduce al aislamiento y la soledad. Hay un componente de vergüenza y dolor profundos”.

 

 

Frecuentemente, después de una crisis fuerte buscan tratamiento, dice Reid, una vez que han sido sorprendidos con las esposas puestas o despedidos de su trabajo o arrestados en mitad de un acto reprobable. Para alguna gente, el ser descubiertos es una liberación ya que a partir de ahí, empiezan un tratamiento si así lo desean. “Todo se desmorona en sus vidas y algunos dicen que están contentos por haber sido pillados in fraganti”.

 

 

Una adicción sin delimitar

 

No hay datos fiables sobre cuántas personas padecen de esta adicción. Algunos estudios sugieren que es más común en hombres, y en los gays especialmente, que en las mujeres.

Post anterior
Las Enfermedades de Transmisión Sexual Las Enfermedades de Transmisión Sexual: Un mal "Menage à Trois" lunes 29 julio 2013
Post siguiente
PerlaNegraBCN tiene más de 600 seguidores en Facebook PerlaNegraBCN tiene más de 600 seguidores en Facebook lunes 22 julio 2013