Blog Perla Negra BCN
Comparte:

Tres nunca son multitud
Noticias y Novedades Sexo y Prostitución Servicios Sexuales Escorts de lujo

Tres nunca son multitud

jueves 06 octubre 2016

¿Le pone ir de putas pero más le pondría ver a su pareja haciendo la puta? ¿Harto de noches locas con los colegas y fiestas sexuales con demasiados rabos? ¿Sueña con hacer un trío con dos tías buenorras y no sabe cómo encajárselo a su novia sin quedar como un obseso sexual? Tenemos la mejor propuesta para pasar una noche de ensueño. La atención a parejas  es más que una terapia de práctica sexual en petit comité.

Las noches húmedas

No hace falta que nos lo confirme usted. Ya tenemos el saber popular y la trayectoria del humano para saberlo. Una de las cosas que más le pone es pensar en un trío con dos putas en Barcelona. Si son bien guarras y folladoras, mucho mejor.

Muchos clientes de Perla Negra ya han probado el fuego de la pasión. ¿Cómo? Pasando unas horas entre dos espectaculares putas en Barcelona. Aquí ofrecemos más de una posibilidad. Por un lado, el trío y, por otro, el dúo. Para aquellos que quieren ir más allá, tenemos la atención a parejas . Este post versa sobre la cultura general sexual y sus posibilidades.

El ménage a trois

La comida para tres, según dirían nuestros vecinos franceses, es un revolcón entre tres elementos. Algunos pensarán que se trata de un hombre y dos mujeres pero lo cierto es que puede haber de todo. Tres hombres, tres mujeres, tres transexuales o tres tigres.

En Perla Negra hay putas en Barcelona especializadas en polvos más entretenidos que los normales. Tipo vanilla sex , de esos que nos enseñan en las pelis comerciales americanas.

Según nos cuentan las putas en Barcelona que se dejan caer por Perla Negra, muchos son los hombres que desean una noche en compañía de dos bellísimas escorts. A veces, dos amigos quieren hacer algo bien cañero y entonces se citan con una sola escort para ambos.

El dúo

Otros clientes quieren sentirse en el centro del mundo pasando unas horas con dos putas en Barcelona pero no desean que se toquen entre ellas. Lo quieren todo para ellos. En ese caso, estamos hablando de un dúo.

En el dúo, las putas en Barcelona se dedican a satisfacer al cliente y pasan de comerse el coño la una a la otra. Todo gira en torno al hombre quien disfruta de la experiencia plenamente y sin distracciones de las escorts.

Hemos preguntado a las señoritas de compañía cuál de las dos opciones es la más deseada y con diferencia nos han contestado que el trío. Eso de las dos putas en Barcelona y un solo hombre tiene mucho tirón.

“Aquí vemos de todo. Cuando participamos en una fiesta sexual, a los clientes lo que más les gusta es disfrutar del sexo con dos putas en Barcelona a la vez. Aunque dos hombres para una sola escort también es algo que les excita mucho”.

Si usted ya ha probado esas prácticas o es más picarón y le pone loco pensar en compartir semejante velada con su novia, puede intentar llevársela de putas lanzando la posibilidad de la atención a parejas.

El paraíso en la tierra

La atención a parejas se plantea como esa experiencia que mejora la confianza entre ambos. No es lo mismo pensar que a uno le están poniendo los cuernos, que ver cómo lo hacen, pero con nuestro consentimiento.

¿Por qué un hombre querría llevarse de putas a su esposa? Preguntamos a uno de los que solicitan la atención a parejas para indagar sobre el misterio. “A mí lo que me pasa es que me pone mi mujer, solo puedo llegar al orgasmo con ella, pero llevamos casi treinta años juntos y necesitábamos darle un empujón a nuestra vida sexual. Se lo planteé y a ella le pareció bien. Llamamos a una de las putas en Barcelona que ofrecen atención a parejas, la que nos gustaba a los dos. Me puse muchísimo al ver a mi esposa acostándose con la escort. Yo no la toqué, pero cuando ellas terminaron yo estaba súper excitado y disfruté como hacía mucho tiempo del sexo con mi mujer”.

Fetichismo: el voyeur y la exhibicionista

La sexualidad humana, es la más compleja que hay en toda la Naturaleza. Es así para algunos más que para otros. Pero la verdad es que estando en una suite de lujo con nuestra pareja y en compañía de una de las putas en Barcelona más guapas y calientes afloran los fetiches y las fantasías más sucias y perversas. La psicología humana nunca es tan sencilla.

El voyeur o mirón, es el hombre que necesita de mirar a una mujer en su intimidad para excitarse. En la atención a parejas, aquel que es un voyeur redomado puede dar rienda suelta a su placer y recrearse mirando cómo su pareja se deja hacer por una escort.

Como decíamos, no todo es tan simple en la mente humana. Si a él le gusta mirar y ponerse cachondo invadiendo la intimidad de su mujer, es porque a ella le gusta que la mire.

Preguntamos a las escorts sobre esto y nos comentan que “normalmente al hombre le gusta mirar cómo su mujer se lo monta con la escort, porque son dos mujeres, porque están en su intimidad y solo él puede mirar el espectáculo; pero está claro que a ella le gusta que su novio la mire. Es como una pareja en la que cada uno necesita al otro. Uno desea mirar y la otra que la miren”.

La atención a parejas es un servicio diferente a todos los demás. Primero, porque supone volver a encender la chispa en esas parejas que llevan muchos años juntas y necesitan de hacer cosas nuevas para excitarse. Segundo, porque tres nunca son multitud en la suite de lujo. Y tercero, porque la vida es breve y hay que disfrutar de las cosas que se nos ofrecen.

Sobra decir que la atención a parejas es una experiencia diferente que de seguro marcará un antes y un después en nuestra vida sexual.

Post anterior
Sexo internacional: Placer para nuestros sentidos Sexo internacional: Placer para nuestros sentidos viernes 14 octubre 2016
Post siguiente
Relax y sexo: Masajes con final feliz Relax y sexo: Masajes con final feliz miércoles 28 septiembre 2016