933 278 XXX ver Pregunta por mi Servicio Especial
Escort Ana

Ana

933 278 XXX Pulsa aquí para ver el teléfono

Llámanos sin compromiso y consulta tarifas, servicios incluidos y EXTRAS.


Conoce a Ana...

Me llamo Ana y soy una impresionante escort pornostar mulata de 22 años nacida en el centro del Mar Caribe. Con esto quiero decirte que la diversión, la pasión y la lujuria están garantizadas, ya que las llevo en mi piel morena de nacimiento. No encontrarás escorts en Barcelona más entregadas.

Me encantaría estar con hombres que les guste probar experiencias únicas y nuevas. Realizo todos los servicios de escorts sin excepciones así que podrás pedirme todo lo que quieras que sabré complacerte.

Puedes venir a verme a la PerlaNegraBCN, uno de los más prestigiosos locales de escorts en Barcelona, y dónde colaboro junto con mis amigas. Si quieres asegurarte pasar un buen rato conmigo, llama para pedir cita aunque siempre estoy dentro de mi horario en el local.

También puedo ir a verte a tu hotel o domicilio, lo que prefieras. Así podrás ver lo discreto que es nuestro servicio de escort en hotel o domicilio.

En  PerlaNegraBcn, mis amigas y yo te mostraremos todo lo que tienes que saber para llegar a tocar el cielo; porque Barcelona sin nosotras no es la misma ciudad ;)

Ana, tu escort mulata en Barcelona para hacerte tocar el cielo.

Ver más

Datos de Ana

  • Turno: Noche
  • Edad: 22
  • Nacionalidad: Dominicana
  • Medidas: 100-60-95
  • Color de pelo: Morena
  • Salidas: A hotel, A domicilio
  • Idiomas: Español
  • Estatura: 162 cm.
  • Peso: 51 kg.
  • Servicios: Francés Natural,  Francés Completo,  Sado Ama,  Sado Sumisa,  Garganta profunda,  Griego o Sexo Anal,  Lluvia dorada,  Beso negro,  Beso blanco,  Lésbico,  Atención a parejas,  Dúplex

Comentarios

Ostras que guay verte por aqui!! Contigo he disfrutado mucho, pues hacia mucho que no te veia mi amol.... Esperame esta semana voy a por ti ... besos Pepe Pepe
te quiero Pepe
me encantan tus tetas naturales vayatela
Escribe tu experiencia...

Escort Ana
Escort Ana
Escort Ana
Escort Ana


Otras escorts en Barcelona

Escort Abril
Abril
  • Turno: Día y noche
  • Edad: 23
  • Nacionalidad: Dominicana
  • Medidas: 90-60-95
Escort Miranda
Miranda
  • Turno: Día y noche
  • Edad: 28
  • Nacionalidad: Venezolana
  • Medidas: 100-60-95

Entrevista

Entrevistamos a Ana, escort en la PerlaNegraBCN y mulata de armas tomar. Sus tacones la anuncian antes de que las curvas de sus caderas nos confirmen que ésa es la belleza dominicana con quien hemos venido a hablar. Veintidós años y pornostar. Eso ya es augurio de una conversación muy interesante, la que tenemos por delante. Sin rodeos le vamos a preguntar cómo es eso de ser escorten uno de los mejores locales de Barcelona, cuáles han sido sus experiencias más calientes y un básico: ¿qué hace una chica como tú en un sitio como éste? Ana, pornostar y escort, latina e intensa. Esto es lo que nos cuenta: 

¿Por qué se hizo escort? 

La verdad es que me hice escort por morbo, por ganas de experimentar nuevas emociones y follar, que me encanta.

¿Cómo es la vida de una escort? Descríbanos un día de su semana.

Un día cualquiera puedo levantarme a media mañana y después de despejarme voy al gimnasio unas dos horitas. Me encanta hacer ejercicio. Hago desde cardio con bicicleta elíptica y cinta hasta ejercicios de musculación. Después de tanto ejercicio me encanta relajarme media hora en el jacuzzi y pensar en mis cosas durante un buen rato.Una vez ya he llegado a casa después del gimnasio, me hago la comida, descanso un poco y a media tarde voy a la Perla Negra a disfrutar del placer del sexo con los clientes que vengan y quieran pasar un buen rato conmigo.

¿Hay diferencias entre el sexo con una escort y el sexo ocasional que pueda surgir en un bar de copas, por ejemplo?

Si, aunque depende cómo lo mires. De las dos maneras puedes sentir el mismo morbo. El hecho de ser una escort y no saber cómo será tu cliente personalmente me pone muy cachonda. Esa situación en la que te encuentras en un bar de copas y de repente te entra un chico, o un señor más mayor, empieza a entrarte un calor por todo el cuerpo que sólo hay una forma de apaciguar....

¿Qué es lo que más le pone de su trabajo?

El no conocer a los clientes y no saber cómo son. Sólo de pensar que me voy a follar a una persona, sin conocerla de nada, hace que empiece a mojarme. 

¿Cuál es su punto fuerte, esa práctica sexual por la que todo hombre debería pagar?

Sin ninguna duda, el francés. Me encanta chuparla, no puedo parar. Primero empiezo lamiendo la punta, luego me la voy metiendo en la boca poco a poco, saboreándola. Hago que el cliente se vuelva loco y yo con él. Me acaba follando la boca, me la mete hasta la garganta y a mí me encanta. Al final dejo que se corra dentro de mi boca y me lo trago todo. Es algo que disfruto y lo haría siempre que pudiese.

¿Un servicio de escort con una mujer es diferente? Cuéntenos alguna experiencia.

Hacer un servicio con una mujer es muy diferente, entre nosotras nos entendemos más. Una vez tuve un affaire con una mujer, la verdad que todo empezó como un juego. Ella quería compañía en Barcelona, ya que era extranjera, y solicitó mis servicios, después de un tour de shopping por Passeig de Gràcia, fuimos al hotel a tomarnos algo, subimos a la habitación, ya que quería probarse sus nuevas prendas. Empezamos a jugar con nuestra ropa, hasta que empezamos a acariciarnos los pechos...

La experiencia más intensa que haya tenido con un cliente y que le encantaría repetir ha sido...

Me encontraba en un hotel de Barcelona. Había quedado con un cliente, lo que no sabía es que iba a estar con su mujer. Una vez nos encontramos en la habitación, su mujer se sorprendió al verme, ya que no sabía nada. Su marido, mi cliente, comentó lo que quería hacer y su mujer se quedó perpleja. Pero su respuesta fue empezar a desnudarse. La verdad es que yo estaba bastante cachonda y también empecé a desnudarme. Mi cliente se bajó los pantalones y las dos empezamos a chupársela. Estuvimos toda la noche follando sin parar, me puse tan cachonda... Sólo de recordarlo me empiezo a mojar.